AGRADECIMIENTOS

Me encanta dar las gracias y en este caso, son infinitamente merecidas.  Este pequeño gran sueño que empezó hace varios años, se debe sobre todo a una institución que ha estado continuamente apoyándome y asesorándome, el Instituto Halal @institutohalal. Allí hay personas maravillosas a las que muchas pongo cara y a otras no, de algunas no sé ni el apellido, aunque sé que han estado ahí detrás siempre apoyando: Isabel Romero, Hilene Galán, Bárbara Bejarano, Mª José, Inma, Bouchra, además de los auditores y certificadores.

A Casa Árabe de Córdoba  @casa_arabe, la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo @funtresculturas.

Otras personas se han prestado generosamente a ayudarme en innumerables detalles, incluso en muchas sesiones de fotos y vídeos. Gracias Bouchra, Fatima, Rabib, Raquel, Todisoa, Pablo, Fatima y su preciosa hermana pequeña, Lidia, Fatomi, Salma Alfarouki y su equipo, Meritxel del Patio de la Costurera, Virginia del Patio Vesubio, María de su Patio, Mara, Isabel, Mari Carmen, Baños de Santa María, muchos artesanos  con manos mágicas, restaurantes y locales que me han apoyado todo este tiempo desinteresadamente y, por favor,  si se me escaba alguno, no os ofendáis y os agradezco mil millones de veces vuestra ayuda que no tiene precio.

Y por supuesto a @firhaus de @ohhmyheaven y  Radi @Yaiard. Quizá nunca vais a ser conscientes de lo que supuso para mí compartir aquellos días con vosotros. Os descubrí por casualidad buscando referentes musulmanes españoles y me quedé fascinada por vuestro carisma, formación, sensibilidad y forma de ver la vida. Aprendí mucho con vosotros. Me disteis muchas lecciones. Tuve la suerte de compartir con vosotros un largo fin de semana lleno de descubrimientos y aventuras en Córdoba. Fuisteis muy generosos conmigo y por eso, quiero haceros partícipes de este sueño ya realidad.

A Inma Serrano por su pasión por el mundo andalusí, a Elena por prestarnos su terraza de ensueño, a Victoria de Waricreative por la web; a Vicente y Carmen de ShetuConsultancy&Innovation, por la gestión de RRSS, Community Manager, traducciones e infinita paciencia para encajar tantas cosas y mis tiempos, que son limitados; a Ibrahim del Cairo, por su traducción al árabe. A toda la historia y el arte de Córdoba por su espectacular patrimonio andalusí.

Y por supuesto también a Marco,  mi marido y nuestra hija Carmen, que generosamente han renunciado a muchos, quizá demasiados, ratos en familia, para que este proyecto se convierta en realidad.